26.3.09

Ya nada

De pronto, la congoja de tu ausencia.
Arrugada, el alma se resiente.
Y al buscar un camino que te traiga
encuentro las fronteras clausuradas.

Agarrado a las telas de metal
que separan mis recuerdos de tu vida
los perros del olvido me ladran y desgarran,
azuzados por tu indiferencia.

Yo en nuestro mundo, tú en el tuyo.
Y entre los dos, ya nada.

4 comentarios:

fonsilleda dijo...

Víctor, ¡qué bonito!, me acaba de llegar y vine corriendo.
¿Desde cuando tal vena poética?, tú, el de los misterios y de la imaginación cambiante. Como diría tu sabio Doc, el de los guiones y yo añado, casi perfectos.
Precioso.
Bicos

Tilie dijo...

Me mataste! No pude evitar las lágrimas. Muy bella tu poesía.
Un beso.

Melba dijo...


Pintor, músico,compositor,cuentista, poeta...¿y adivino?

Ya conocía de la bondad de tus poemas...¿qué comes, que me adivinas :D?¿eh? Es como si el sentido lo hubiese escrito yo...

Salud♥s

Anónimo dijo...

jo!, salido del alma. Ves, mi querido amigo, como estás creciendo?, llevar poesia con calidad al papel es tarea harto dificil, conseguir que esa poesia llegue a dentro, uffff. Muy bonita, muy triste, muy profunda...
Raquel.